Examen clínico del recién nacido

¿Qué observa el pediatra cuando evalúa la salud de un recién nacido?

El examen inicial del recién nacido

El médico le hará al bebé un examen completo poco después del nacimiento y volverá a hacerlo 24 horas más tarde para asegurarse de que no pasó por alto ningún detalle o para detectar problemas nuevos que hayan aparecido.

Las pruebas del examen inicial:

1.Rasgos faciales y proporciones normales

2.Espalda normal (descartar malformaciones)

3.Ano, piernas, dedos de manos y pies

4.Número de vasos sanguíneos del cordón umblical (dos arterias y una vena)

5.Peso

6.Mediciones de la cabeza y el cuerpo

7.Temperatura corporal

En un examen más completo, el médico observará además:

Cabeza y cuello

El médico mirará los huesos del cráneo y las fontanelas y comprobará cualquier deformación producida en el momento en que la cabeza atravesó el canal de parto. Observar los ojos, las orejas, la nariz y revisará la boca, por si hubiera alguna anormalidad como fisura s o alguna pieza dental, lo que suele ser muy poco frecuente. También revisará el cuello para ver que todo es normal, que no hay inflamaciones o quistes.

Pecho y corazón

El corazón y los pulmones son revisados con un estetoscopio. Los pulmones deben estar expandidos y funcionando normalmente. La cantidad de trabajo realizado por el corazón de un bebé aumenta significativamente cuando empieza a ser causa de su propia circulación, a veces produciendo un sonido semejante a un soplo cardíaco, el cual desaparece de manera rápida y espontánea. El bebe debe ser examinado luego del parto para ver que los sonidos de su corazón evolucionan normalmente.

Brazos y manos

Se controlará el pulso del bebé y se evaluará su fuerza. Se determinará si todos sus movimientos son normales. Se revisarán los dedos y las arrugas de la palma del bebé. Casi todos los bebés tienen dos líneas en cada palma, si solo hubiera una, el médico buscará otras anomalías.

Abdomen

Presionando suavemente con las manos el abdomen del bebé, se evaluará el tamaño y la forma del hígado y el bazo. Una leve dilatación de estos órganos es considerada normal como consecuencia del parto.

Genitales

Los testículos se controlarán para verificar que han descendido adecuadamente en el caso del varón. En el caso de la nena, se verificará que los labios no estén unidos y que el clítoris tenga un tamaño normal.

Ano

Se buscarán anomalías congénitas.

Columna

Se observará el final de la columna a fin de descartar patologías congénitas.

Caderas, piernas y pies

El médico sujetará ambos muslos con firmeza y moverá cada pierna para ver si la cabeza del fémur es inestable o se encuentra fuera de la articulación de la cadera, lo que sugeriría una dislocación congénita. En algunos países incluso se solicitan ecografías de caderas como mero control preventivo. La revisión de la cadera no resulta dolorosa, aunque el bebé puede llorar con el movimiento.

El examen de piernas y pies busca determinar que tienen el mismo tamaño y que no hay anomalías en el esqueleto.

Nervios y músculos

Se inducirán en el bebé una serie de movimientos en brazos y piernas para determinar que no estén demasiado rígidos ni demasiado flexibles. Esto permitirá evaluar el sistema nervioso y la musculatura del recién nacido. Del mismo modo, se verificarán los reflejos del recién nacido.