Cabeza del recién nacido

Características de los huesos craneales del recién nacido.

La cabeza del recién nacido

El cráneo del bebe esta formado por varias láminas óseas que aún no se han soldado. Los huesos craneanos son pues, móviles y permiten soportan al bebé la presión de las paredes de la vagina durante el momento del parto al pasar por el canal sin que esto suponga un peligro. Sin embargo, puede suceder que la cabeza del bebe haya quedado ligeramente deformada, pero esto es normal y no afecta su cerebro. Del mismo modo, el bebé puede presentar algunos hinchazones que desaparecerán durante la primera semana.

Los puntos blandos en la parte superior del cráneo de su bebé, allí donde los huesos todavía no se han unido, reciben el nombre de fontanelas. Estos huesos no se soldarán hasta que el bebé alcance la edad de dos años.

La cabeza del bebé es desproporcionadamente grande en comparación con el tamaño de su cuerpo y representa la cuarta parte del largo total. Cuanto menos tiempo tiene el bebe, mas grande será su cabeza en relación con el resto del cuerpo. La circunferencia promedio de un recién nacido tiene unos 35 cm pero puede oscilar entre 31,5 y 38 cm.

La medición de la cabeza se considera una parte esencial del examen del bebé porque su crecimiento es indicador del crecimiento del cerebro. Una circunferencia excesivamente grande o pequeña podría ser indicador del alguna anormalidad.

Búsqueda personalizada
INICIO